Maria Concepción con el rosario en la mano derecha y el Crucifijo en la izquierda
Maria Concepción con el rosario en la mano derecha y el Crucifijo en la izquierda

La historia de Ladeira tuvo distintas fases, distintas etapas.

 

Allí sucedieron hechos realmente prodigiosos, que apenas se conocen, pero que voy a intentar recuperar, al menos algunos, pues sería imposible rehacer la historia completa de los hechos más importantes acaecidos en Ladeira.

 

No pretendo escribir la historia de Ladeira, ni siquiera un resumen completo. Simplemente, quiero destacar algunos hechos significativos (en mi opinión) y, especialmente, contar mis vivencias y dar el testimonio de lo más importante (tampoco conseguiría recordarlo todo) que yo presencié, sentí y viví en Ladeira.

 

La persona que protagonizó estos hechos se llamaba Maria Conceiçao.

 

Todo empezó en octubre de 1959, cuando Maria Conceiçao, una campesina inculta y pobre, fue internada, gravemente enferma, en el hospital de la Misericordia en Golega.

 

Ella fue entrando en la capilla del hospital y le pedía a la imagen de "Nosso Señor dos Passos" (Jesús con la Cruz a cuestas) que le diera una prueba de que El existía y de que la iba a curar.

 

Y así, el primer domingo de abril de 1960 vio que la imagen de Jesús movía la cabeza asintiendo y abría y cerraba los ojos. Al principio pensó que eran las religiosas que movían la imagen para que ella creyera. Pero el hecho se repitió en distintas ocasiones e incluso su propia madre, en una de sus visitas, vio también a la imagen asentir con la cabeza, abrir y cerrar los ojos

 

Poco tiempo después, sanaba y le dieron el alta.

 

A partir de entonces y residiendo ya en Ladeira comenzó a tener "visiones" en el Cielo.

 

A partir del 17 de junio empezó a ver a Jesús cargado con la Cruz y con una estrella delante. Esta "visión" se mantuvo ante los ojos de Maria Concepción y de las personas que le acompañaban hasta 1962.

 

 

 

Aparición de la Santísima Virgen

 

El 18 de febrero de 1962 se le aparece la Santísima Virgen por primera vez. Maria Concepción estaba rezando con algunas personas a la puerta de su casa.

 

La Santísima Virgen venía en una nube blanquísima, con un resplandor rosado, con rayos de luz, que parecían hilos de oro. La nube se posó sobre el tejado, semejando una esfera de fuego, que todos los presentes vieron, quedando alarmadas al pensar que la casa ardía. La nube se abrió y de ella salió la Santísima Virgen, vestida de blanco, con un manto azul y una corona de estrellas.

 

A partir de esa fecha, la Santísima virgen se le siguió apareciendo, con cierta frecuencia, varias veces al mes.

 

El 7 de mayo se le apareció El Arcángel San Miguel. A partir de entonces su presencia se fue prodigando cada vez más, hasta el punto de verle todos los días.

 

Cuando Maria Concepción cuenta todos estos hechos al párroco de Torres Novas, este la rechaza duramente, sin estudiar el caso, ni mostrar el menor interés, descuidando claramente su deber pastoral. Incluso, en un claro abuso de autoridad, le niega los sacramentos...

 

No obstante, el Arcángel San Miguel le sigue mandando que vaya a Torres Novas para confesarse y recibir la Sagrada Comunión, que le eran sistemáticamente negados.

 

El 15 de febrero de 1963, viernes, después de habersele negado la Comunión en la iglesia de la Misericordia de Torres Novas, Maria Concepción volvió a su casa llorando y empapada por la lluvia. Entonces, se le apareció el Arcángel San Miguel y le dio la Sagrada Comunión por primera vez.

 

A partir de ese día y hasta el 8 de diciembre de 1965, San Miguel le daba la Comunión todos los días, siendo centenares los caso en que la Sagrada Forma se hacía visible cuando San Miguel la depositaba en su lengua.

 

YO FUI TESTIGO DE ESTE HECHO VARIAS VECES. Existen multitud de testimonios y documentos gráficos.

 

Este hecho fue estudiado por distintos médicos y por la Policia Judiciaria, que contemplaron el "fenómeno", en varias ocasiones, sin encontrarle explicación.

 

En la primera, se presentó en Ladeira un equipo formado por miembros de La Policia Judiciaria para investigar el "fraude".

 

La examinaron previamente : boca, garganta, tráquea. Le hicieron ingerir 2 litros de agua (por si tenia la Forma en el estomago y la hacía subir). Le pusieron una camisa de fuerza, como a los locos. Y se pusieron frente a ella a esperar.

 

Maria Concepción rezó, tranquilamente. Quedó extatica contemplando a San Miguel y recibió la Sagrada Comunión ante los desconcertados testigos, que se fueron con el rabo entre las piernas...

 

Entre 1963 y 1964, Maria Concepción fue objeto de 3 brutales agresiones. La más violenta de las tres tuvo lugar el 3 de abril de 1964, fecha en que entraron en su casa 5 mujeres y un hombre (?), que la golpearon (la molieron a palos), la tiraron al suelo, le partieron los dientes, le cortaron el pelo de mala manera y la dejaron tirada en el suelo, sin sentido y con el cuerpo amoratado.

 

Al parecer, por lo que se supo después, eran personas que frecuentaban la iglesia, la iglesia del Padre Vitorino (adecuado nombre de miura), que es quien le negaba los sacramentos y quien la abofeteó públicamente en la iglesia al acercarse a comulgar. No hicieron sino seguir su ejemplo.

 

También intentaron quemarla viva, prendiendo fuego al vestido que llevaba puesto, que comenzó a arder, mientras ella dirigía la oración. Afortunadamente, otras personas la socorrieron y apagaron el fuego.

 

 

Destrucción de las casitas de Ladeira.

 

El 15 de  enero de 1969, en pleno invierno, un piquete de personas enviados por la Cámara municipal de Torres Novas, apoyados por un Bull- Doozer, destruyeron las humildes viviendas donde residían María Concepción y las personas que le acompañaban. Destruyeron las casitas y la pequeña Capilla.

 

Ni siquiera les avisaron. El bull-doozer empezó a derribar las viviendas con las personas dentro. 

 

Mientras las derribaban, Maria Concepción, con los ojos llenos de lágrimas, cantaba y rezaba. El Señor se lo había anunciado varios meses antes :"Llegará un día en que tendrás que vivir debajo de un olivo".


Y se cumplió al pie de la letra : Estuvieron viviendo al aire libre, "al pairo", bajo un olivo, en pleno invierno, con las inclemencias del tiempo, durante 6 meses.

 

Más tarde, se unió a la pequeña Comunidad una persona de Lisboa y compraron unas casas, varios metros más arriba, que es donde vivían cuando yo llegué a Ladeira en julio de 1970.


 

Hablar de la persecución contra Ladeira sería interminable y realmente, "increíble", inconcebible. Por eso, el pequeño libro que yo escribí lo titulé : "Ladeira de persecución, espinos y sufrimientos".

 

Precisamente, en el juicio contra Maria Concepción, llevado a cabo en 1973, quedó demostrado que el Patriarcado de Portugal "sobornó" a una persona, para que testificara en falso contra Maria Concepción. Su abogado, Vasco da Gama Fernandes, afirmó que no había existido,  a lo largo de la historia, ninguna persecución religiosa tan desmedida y brutal, después de la de las brujas de Salem, como la llevada a cabo contra Maria concepción.

 

Este señor, Vasco da Gama Fernandes, fue pocos meses después el primer Presidente del Congreso de los Diputados en Portugal.

 

José Luis López de San Román Tamayo

 

E-mail: sanromanta@gmail.com

 

 

<br/> <b>Embed capable browser is required to view this content!</b><br/> <br/>